Una clave del éxito para el emprendedor . . .

La calve del éxito para el emprendedor: ¿Gran capital? ¿Un plan de negocios agresivo? ¿Un estudio de mercado sólido? ¿Empleados responsables y comprometidos? Claro, cada uno de éstos es definitivamente importante. ¿Pero cuál es el activo más importante para un emprendedor? Optimismo irracional. Los empresarios deben creer en sí mismos y no hacer caso de sus inseguridades: creencias de que no somos lo suficientemente buenos, o bastante dedicados, o bastante adaptables… o simplemente que, a pesar de nuestras mejores intenciones y mejores esfuerzos, no podemos y no tendremos éxito.

Se dice que el porcentaje de fracasos de la pequeña empresa no es tan alto como parece, pero las probabilidades todavía están definitivamente contra nosotros. Gran número de las personas que nos rodean tienden a evidenciar las múltiples fallas de nuestras ideas – no porque quieren que desistamos, sino porque se preocupan por nosotros y no quieren vernos fracasar. Pocas personas dicen, “gran idea – ¡llévala a cabo!” No es así como forman a la mayoría de las personas; la mayoría prefiere jugar a la segura y logra generar desaliento en lugar de animar y motivar al emprendedor.

¿Eres un emprendedor con optimismo irracional ? Espero que sí. No sólo porque las probabilidades se apilan contra el éxito emprendedor, sino porque el optimismo que generas es más poderoso que el capital, los planes de negocio y las estrategias de comercialización. Piensa en los deportes: solamente un individuo o un equipo puede ganar, pero todos los atletas compiten enfocados en ganar. Si no creen que pueden ganar, ya perdieron. (Igual va para ti.) ¿La creencia total en uno mismo es irracional? Ciertamente. ¿Es un requisito para el éxito atlético? Absolutamente.

Los grandes atletas apartan la duda y la falta de creencia en sí mismos. Lo mismo aplica para los grandes empresarios.

Si escuchas los prejuicios e inseguridades de otros nunca comenzarás un negocio, ni expandirás lo que has iniciado, y así difícilmente se alcanza el éxito sustentable (recuerda que llegar a la cima es tan sólo la mitad del camino). Aunque no hay suficiente cantidad de creencia en uno mismo para asegurar éxito, la más mínima duda puede arruinar tus aspiraciones.

Al final del libro de Matthew Syed (un excepcional texto acerca del éxito), él menciona como Arsene Wenger, Director Técnico del Arsenal, uno de los entrenadores de futbol más exitosos, se dirige a los futbolistas con respecto a cómo competir: “Para realizarse al máximo enséñense a creer con una intensidad que vaya más allá de la justificación lógica. Ninguna persona de éxito ha carecido esta capacidad de optimismo irracional; ningún deportista ha jugado a su potencial sin la capacidad de quitar todas las dudas de su mente.” Igual va para los empresarios. Ejecuta inteligentemente, con lógica y cálculo. Continúa mejorando  tus habilidades – pero más importante, mantente optimista. Creer en ti mismo te llevará a lugares que los planes de negocio  y las estrategias comerciales por si mismos nunca lo harán.

– Adaptado de “The Entrepreneur’s Most Important Asset” por Jeff Haden de BNet

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s