¿Qué sucede después de la muerte? – preguntó Confucio a Lao Tzu

Y cuando Lao Tzu miró, Confucio sabía que ese hombre no podía ser engañado. Confucio le preguntó acerca de algo. Lao Tzu dijo: “No, yo no sé nada”. Luego Confucio le preguntó: “¿Qué sucede después de la muerte?”

Y Lao Tzu, que era como una llamarada, se convirtió en llamas, y dijo: “Otra vez ¿Vas a dejar tu estupidez o no estás vivo? – ¿Puedes decir qué es la vida? ¡Estás vivo! – ¿Puedes reducir tu experiencia de la vida a un conocimiento objetivo y hacer una declaración de lo que es la vida? Recuerda que estás vivo, tú debes saber.

“Ustedes no conocen la vida mientras están vivos y se están molestando por saber acerca de la muerte. Tendrán tiempo suficiente en su tumba. En ese momento pueden meditar sobre qué es la muerte. Ahora mismo, ¡vivan! Pero no de manera tibia.”

Muchas personas siguen viviendo regulando su energía. Van regulando, regulando cada vez más bajo. Ellos no mueren, simplemente al continuar regulando disminuyen su energía y simplemente se desvanecen. La muerte ocurre a sólo unos pocos, los que realmente han vivido y una vida con intensidad. Ellos saben la diferencia entre la vida y la muerte debido a que han probado la vida, y esa experiencia de vida los hace capaces de saborear la muerte también. Y porque han experimentado la vida, pueden conocer la muerte. Si al vivir te pierdes la vida, muriendo, te vas a perder la muerte.

“Estás perdiendo tu tiempo, ¡sal a vivir!” Lao Tse dijo a Confucio: “Un día estarás muerto, no te preocupes. Nunca he oído hablar de alguien que viva para siempre, así que un día estarás muerto. La muerte no hace excepciones. Aunque seas un gran erudito o un primer ministro, vas a morir, eso es lo que puedo predecir. Nada es predecible pero algo que se puede predecir fácilmente es que vas a morir. Y en tu tumba, en silencio, medita sobre qué es la muerte”.
Confucio estaba temblando. El rey le preguntó: “Usted ha estado con Lao Tzu – ¿Qué pasó?” . . .
De la personalidad a la individualidad.
– Osho

Atrévete a ser feliz – Intouchables (Amigos), La Película

Refiriéndose a Driss, “Estos chicos callejeros no tienen piedad”, Antoine advierte a Philippe. “Eso es lo que quiero … no piedad”, responde Philippe.

Una historia donde los protagonistas se aceptan tal como son. Aceptan sus condiciones de vida y son congruentes denotando autenticidad en sus acciones. Entre obstáculos, confianza, amistad y aceptación Driss y Philippe encaran cada uno su realidad viviendo cada experiencia intensamente, lo que abre las puertas para reflexionar acerca de lo efímero que son las formas y los contenidos de nuestro día-a-día. Esta propuesta invita a vivir en Presente, a aceptar lo que es y a disfrutar intensamente cada instante. http://ow.ly/eZpg7